Cancillería realizó homenaje póstumo a Manuel Antonio Muñoz Borrero

El diplomático ecuatoriano Manuel Antonio Muñoz Borrero, quien fue Cónsul del Ecuador en Suecia durante la Segunda Guerra Mundial, ayudó a tramitar más de un centenar de pasaportes con fines humanitarios, otorgándoles la ciudadanía ecuatoriana. En ese entonces el Cónsul Muñoz Borrero emitió con total discreción y confidencialidad  pasaportes en blanco para judíos, sin comentar a nadie lo que estaba haciendo, poniendo en riesgo su cargo y en peligro su vida. El gobierno ecuatoriano de ese momento, al informarse de lo que hacía Muñoz Borrero, lo destituyó de su cargo como cónsul honorario.

 

En el 2011, después de un largo proceso de investigación, el Gobierno del Estado de Israel concedió el título de “Justo entre las Naciones” al ecuatoriano Manuel Antonio Muñoz Borrero por el papel que desempeñó durante el terrible régimen Nazi.

 

Con el objetivo de crear un centro de recursos para el desarrollo de investigaciones sobre el Holocausto a nivel nacional y regional, que permita comprender los hechos acontecidos en esa época histórica para prevenir sucesos similares, el Colegio Alberto Einstein creó el Centro de Recursos sobre el Holocausto y Genocidios Recientes Manuel Antonio Muñoz Borrero, que se encuentra en nuestra biblioteca Gerardo Anker. El nombre fue elegido como un homenaje a este ejemplar hombre, en reconocimiento a sus acciones humanitarias.

 

El 9 de noviembre de 2018, presidido por el Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, José Valencia, se llevó a cabo un homenaje póstumo al Cónsul Muñoz Borrero. En la ceremonia los familiares del diplomático recibieron un acuerdo ministerial que deroga el acuerdo según el cual destituyeron a Manuel Antonio Muñoz Borrero de su cargo. Posteriormente, en los jardínes del Palacio de Najas, sede de la Cancillería ecuatoriana, se plantó un algarrobo en honor a su memoria.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores llevó a cabo este homenaje en el marco de la conmemoración del 80 aniversario de la Noche de los Cristales Rotos.  Esta actividad se da además en la coyuntura del 80 aniversario del establecimiento de la Comunidad Judía en el Ecuador, institución que en su ceremonia oficial contó con la presencia del Presidente de la República Sr. Lenín Moreno; y, recibió un reconocimiento de la Asamblea Nacional del Ecuador por su aporte a la comunidad.

 

Compartimos un video difundido por la Cancillería del Ecuador sobre el homenaje al Cónsul Muñoz Borrero:

Ecuadorian diplomat Manuel Antonio Muñoz Borrero, who served as Ecuador’s consul in Sweden during the Second World War, helped to process more than 100 passports for humanitarian purposes, granting Ecuadorian citizenship to Jewish families fleeing from the Nazis. At that time, With total discretion and confidentiality, Consul Muñoz Borrero issued blank passports to Jews, without telling anyone what he was doing, thus jeopardizing his position and putting his life in danger. Upon learning what Muñoz Borrero was doing, the Ecuadorian government of that time removed him from his post as an honorary consul.

 

In 2011, following a long investigation, the Government of the State of Israel granted Ecuadorian Manuel Antonio Muñoz Borrero the status of “Righteous among Nations” for the role he played during the terrible Nazi regime.

 

For the purpose of creating a resource center for Holocaust  research at the national and regional levels, making it possible to understand what happened during that historical era and to prevent similar events in the future, the Einstein School created the Manuel Antonio Muñoz Borrero Resource Center on the Holocaust and Recent Genocides, located in our Gerardo Anker Library. Its name was chosen as a tribute to this exemplary man and as recognition of his humanitarian actions.

 

On November 9, 2018, presided over by the Minister of Foreign Affairs and Human Mobility, José Valencia, a posthumous tribute was held for Consul Muñoz Borrero. At the ceremony, relatives of the diplomat received a ministerial agreement revoking Manuel Antonio Muñoz Borrero’s removal from his post. Afterwards, to honor his memory, a carob tree was planted in the gardens of Najas Palace, where the Ecuadorian Ministry of Foreign Affairs is housed.

 

The Ministry of Foreign Affairs held this tribute within the framework of the commemoration of the 80th anniversary of the Night of the Broken Glass. This activity also coincided with the 80th anniversary of the establishment of the Jewish Community of  Ecuador (JCE), whose official ceremony was attended by Ecuadorian President Lenín Moreno. The JCE also received special recognition from Ecuador’s National Assembly for its contributions to the greater community.

 

Below, we are sharing a link to the video distributed by the Ecuadorian Ministry of Foreign Affairs regarding the tribute paid to Consul Muñoz Borrero:

Homenaje a Antonio Muñoz Borrero

El diplomático ecuatoriano, Manuel Antonio Muñoz Borrero, emitió más de un centenar de pasaportes con fines humanitarios, durante la Segunda Guerra Mundial. El canciller José Valencia le rindió hoy un homenaje póstumo por salvar la vida de personas judías. #HomenajeMuñozBorrero

Publicado por Cancillería Ecuador en Viernes, 9 de noviembre de 2018