Celebración de Rosh Hashaná 5780

El viernes 27 de septiembre, las tres secciones del plantel disfrutaron de diversos programas organizados por el Departamento de Cultura Judía para celebrar Rosh Hashaná, el inicio del año 5780 en el calendario hebreo.

 

Durante cada uno de los programas intervino el Rabino de la Comunidad Judía del Ecuador, Nir Koren, quien compartió diferentes historias que hacían referencia a la importancia de Rosh Hashaná y procedió al toque del Shofar. Adicionalmente, todos saborearon las tradicionales manzanas con miel, comida típica de esta festividad, para desear un año dulce y bueno.

 

En la sección de Educación Inicial se inauguró el Árbol de la Paz 5780 (HaEtz Shel Shalom 5780) que crearon los estudiantes de Inicial 1, Inicial 2 y 1ro. EGB, junto a sus tutores y profesores, durante la semana previa a Rosh Hashaná.

 

Durante las semanas pasadas, en la clase de Cultura Judía, los estudiantes de Primaria escribieron cartas llenas de buenos deseos (cartiséi braja)  a sus compañeros y profesores por motivo del año nuevo 5780, y las colocaron en un buzòn localizado en la Biblioteca. Sara Yánez las repartió entre los estudiantes y profesores, en función de cartero. Además, en el acto de celebración de esta sección, se realizó una presentación el Coro de Primaria. 

 

En la sección Secundaria los estudiantes a lo largo de las últimas dos semanas, en sus clases de Cultura Judía, trabajaron con un proyecto de Rosh Hashaná, relacionado con el concepto de Tikkun Olam (la reparación del mundo) y con el mensaje del Día Internacional de la No-Violencia de la Organización de Naciones Unidas. Los productos finales de dicho proyecto estarán expuestos en las diferentes zonas de la sección hasta la finalización de la festividad de Sukkot. Adicionalmente los estudiantes participaron en el Proyecto de Valores y atributos del perfil IB, organizado por los coordinadores de Character Counts!, en el que revalorizaron y reactivaron los valores entre los miembros de la comunidad a través de la entrega de tarjetas con diferentes frases positivas.

 

Rosh Hashaná es un tiempo para reflexionar sobre la situación actual y los acontecimientos pasados, y decidir qué queremos cambiar para el nuevo año. Es el momento para realizar el acto de Teshuvá, es decir un examen de conciencia personal, familiar o social para así lograr entender cómo mejorar, conocer a gente nueva y gozar de experiencias que contribuyan a un mejor vivir, y al bienestar de otros seres humanos.

 

Bienestar no se refiere únicamente a un estado en el cual nuestras necesidades materiales están satisfechas, sino que a un estado en el cual podemos gozar de relaciones de calidad con los demás, de gente con la que se pueda contar, alguien a quien apreciar y amar.

 

Desear una Shana Tova – un buen año – no solamente implica pensar en el bienestar del otro, significa más que esto. Desear una Shana Tova desde el corazón es la primera manifestación de nuestra voluntad para colaborar activamente en la mejora del bienestar común, es decir, los que conformamos nuestra comunidad educativa, los miembros de nuestras familias, y de todos quienes pertenecen a la familia universal de la humanidad.

 

Que tengamos un buen y dulce año 5780, lleno de oportunidades para contribuir al bienestar de nuestra comunidad educativa. 

 

¡Shana Tova Umetuka! 

On Friday, September 27, the three sections of the school participated in different programs organized by the Jewish Culture Department, in order to celebrate Rosh Hashanah, the beginning of 5780, according to the Hebrew calendar.

 

During each program, the rabbi of the Jewish Community of Ecuador, Nir Koren, shared stories about the importance of Rosh Hashanah and blew the shofar. Everyone also ate  apples with honey, the traditional foods eaten on this holiday to express wishes for a sweet, good year.

 

In Preschool, the Tree of Peace 5780  (HaEtz Shel Shalom 5780) was unveiled, which was created by the prekindergarteners and kindergarteners (Inicial 1, Inicial 2 and 1EGB students), along with their homeroom teachers and other teachers in the section, during the week prior to Rosh Hashanah.

 

During Jewish Culture classes in recent weeks, Primary School students were involved in an activity that consisted of writing letters (kartisei bracha) to their classmates, on the occasion of the new year 5780 and then placing them into a mailbox located in the library. Sara Yánez served as a mail carrier to deliver these letters among students and teachers.

The Primary School choir also performed during this section’s celebration ceremony.

 

During their Jewish Culture classes over the last two weeks, Secondary School students, worked on a Rosh Hashanah project related to the concept of Tikkun Olam (the reparation of the world) and to the message of the International Non-Violence Day of the United Nations. The final products of this project will be exhibited in different areas of the section until the end of the festival of Sukkot.

 

Rosh Hashanah  is a time to reflect on the current situation and on past events and to decide what we want to change for the new year. It is a time for Teshuvah, i.e., an examination of personal, family, or social conscience in order to understand how to improve, meet new people, and enjoy experiences that will contribute to a better life and to the well-being of others.

 

Well-being does not merely refer to a state in which our material needs are satisfied, but rather to a state in which we can enjoy quality relationships with others, with people that we can rely on and can appreciate and love.

 

Wishing others “Shanah tovah” – a good year – not only means thinking about others’ well-being. It means more than that. Wishing them “Shanah tovah” from the heart is the first manifestation of our desire to collaborate actively with efforts to improve the common welfare– of the members of our educational community and our families, and all those who belong to the universal family of humankind.

 

May we all have a sweet, good 5780, and may it be full of opportunities to contribute to the well-being of our educational community. 

 

Shanah Tovah uMetukah!